domingo, 14 de diciembre de 2014

LA SUERTE

LA SUERTE (Por Larry Romántico)

Supongo que la enorme fila de gente deseosa de comprar lotería en el despacho de Doña Manolita, y que se iniciaba el otro día ya desde la plaza de Callao de Madrid, se debe al gran éxito del spot televisivo de Loterías del Estado de estas Navidades.

Se trata del anuncio en el que un viejo cliente y amigo del camarero del bar de su barrio, que esta vez no ha comprado el décimo como en años anteriores, recibe la muy grata sorpresa de que se lo ha reservado. En ese momento, el espectador queda impactado y confundido por las imágenes, incapaz de deducir si el dinero tiene o no más valor que una buena amistad, forjada durante muchos años, a base de consumir cafés y cervezas.

El actor Paco Rabal decía que la gran suerte de su vida era la cantidad de amigos que tenía. No estaba equivocado. Los amigos son como los frutos de un árbol joven y frondoso. Al principio de la vida, se cuentan por decenas y decenas. En la madurez, aumenta la calidad más que la cantidad. A medida que la planta comienza a envejecer, el número de frutos va disminuyendo progresivamente cada año. Sólo los olivos centenarios son capaces de mantener una producción digna. Si llegas a viejo, y aún tienes amigos con los que compartir buenos ratos, eres un tipo con mucha suerte.

He sabido que algunos millonarios que se enriquecieron de forma fácil, por la vía del azar, perdieron rápidamente su fortuna porque no supieron gestionar su suerte de manera adecuada. También conozco casos de personas que han renunciado siempre al juego porque se conforman con lo que ya tienen. Dicen que se consideran ricos al observar la cantidad de cosas que no necesitan. Sospecho que ya poseen lo suficiente. Tal vez el cariño de sus seres queridos, una buena compañía, sus discos, sus cuadros, su casa, su mascota o, simplemente, la estima y el reconocimiento de los demás.

Para algunos, el dinero jamás podrá devolverles a su hijo o a su esposa, fallecidos por cáncer o en un accidente de tráfico. A otros, la lotería no les servirá para llegar a ser mejores, sino que les hundirá aún más en su miseria moral. Los que tuvieron que renunciar a un amor imposible, saben que resultará inútil seguir acudiendo a la sala de Bingo los fines de semana.

Sea como fuere, como cada año por estas fechas, en mi billetera llevo ya unos cuantos décimos con la esperanza de que esta vez me caerá nada menos que "El Gordo de Navidad" y acudiré al sitio donde me vendieron la lotería para unirme al jolgorio de un montón de desgraciados quienes, como yo mismo, habrán sido designados por el dedo de la diosa Fortuna para responder a las preguntas de los reporteros que, entre el descorche de botellas de cava, compiten entre ellos por una primicia informativa.

Sinceramente, desconozco si a partir de ese día seré más feliz o no, pero me daré el gustazo de ponerme a la fila de los caprichosos y tener la opción de acceder, por fin, a la compra de alguna que otra gilipollez que soy consciente de que no necesito en absoluto, pero que deseo desde hace tantísimo tiempo porque la publicidad me convenció en su día de que, para ser feliz, tenía que hacerlo. 

Si acaso, podría renunciar a todo menos a un chalecito con jardín y piscina, que no esté en las afueras, sino céntrico en Madrid, y a un bonito apartamento en primera línea de una playa tranquila del Levante. Me gusta la montaña, pero el mar me cautivó la primera vez que lo vi. Ojalá me llegara el importe del premio para pagar los electrodomésticos, los muebles, los respectivos IBI, los gastos de comunidad y los suministros de agua y electricidad. 

Lo cierto es que soñar es gratis y la ilusión de hacerse millonario no pueden arrebatárnosla los que se empeñan cada día en hacernos la vida un poco mas difícil.  

lunes, 24 de noviembre de 2014

EL TIEMPO

EL TIEMPO (por Lalo Monsalve)

Cuando te encuentras con alguien conocido en el ascensor, al que no tienes nada que decir y con quien no compartes absolutamente nada, lo habitual es empezar a hablar del tiempo.

Pues bien, eso mismo es lo que hace el Gobierno que padecemos. Como no tienen nada que decir, sobre todo Rajoy, al que no le gusta nada dirigirse al pueblo llano porque, sencillamente, pasa olímpicamente de todos nosotros, ya se han encargado de transmitir una consigna. Que en televisión se hable lo más posible del tiempo.

Así, cada noche en TVE, a las noticias de siempre le sigue, de manera inexorable, una larga perorata acerca del tiempo que hizo ayer, el que ha hecho hoy y lo que se avecina para los próximos días. Todo ello aderezado de una pléyade de imágenes multicolores, que representan isobaras por doquier, vientos de fuerza equis, la que sea, anticiclones varios, temperaturas máximas y mínimas, litros por metro cuadrado de lluvia, y hasta fotografías enviadas por personas de todos los confines de España.

A la primera la vienen emulando las demás cadenas, de manera que en horario prime time no hay posibilidad alguna de ver algo que merezca la pena. Ya he dicho en este mismo foro que a mí la tele me es algo completamente hidráulico, pero doy fe de que empiezo a odiar a tanto meteorólog@ y sus sucedáne@s.

La próxima vez que alguien quiera romper el hielo conmigo tratando de venderme la especie del tiempo que hace, le diré que ya no veo ni el telediario, para evitar tragarme toda una retahíla de datos que me importan un bledo. Y sigo sin entender la razón de que jamás nos den información del tiempo que hace en Portugal, país con el que compartimos nuestra piel de toro. Será que allí nunca hace ni frío ni calor, jamás llueve o hay sequía. A veces dicen algo de las Azores, quizás porque sientan morriña de aquel famoso y lamentable encuentro de aquellos líderes políticos de los que es mejor no acordarse.

viernes, 14 de noviembre de 2014

LA MAYORÍA

LA MAYORÍA (por Lalo Monsalve)

Hace unos días, a través de Facebook, el propio Pablo Iglesias, líder de Podemos, me hizo llegar un corto vídeo sobre unas declaraciones del Presidente de Uruguay en una cadena de televisión latinoamericana.

Dice Pablo que a él no termina de sorprenderle José Mújica. Lo mismo me ocurre a mí cuando el Presidente se identifica, de la manera en que lo hace, con la mayoría de la gente de su país. Es un lujo tener un mandatario así, convencido de que sólo se ha de ocupar un cargo público si es para el servicio de los demás, sin lujos, sin prebendas, sin privilegios. Ser uno mismo como la mayoría de los otros.

Dice Mújica que no detesta a la minoría de los ricos, aunque él dona el 90% de su salario a los más pobres. Quiere dejar en paz a los poderosos y exige que ellos hagan lo mismo con su persona.

Ha habido mucha discusión acerca de si la mayoría tiene la razón en los procesos decisorios, como es el caso de unas elecciones generales. A algunos les encanta ponerse al lado de la mayoría porque, de esa manera, se sienten vencedores. En ese sentido, yo creo que Mújica ganará siempre, porque cada día demuestra que el representa a la mayoría de su pueblo, los más desfavorecidos, los más débiles, los que apenas tienen una voz que pueda oírse.

El Presidente se siente abrumado y abochornado cuando en Berlín la señora Merkel le recibe con una superberlina blindada, rodeada de decenas de policías. Igual que me pasaría a mí mismo, a cualquiera de los uruguayos que se enorgullecen de su líder.


Estoy convencido de que este tipo de actitud ante la vida y de comportamiento enormemente honesto es el que necesitamos en esta España hedionda, en la que a un gran número de políticos sólo les importa enriquecerse de la forma más rápida posible.


Ojalá esta nueva generación de futuros dirigentes que se atisba en el horizonte de nuestro país tomen buena nota, como me consta que lo están haciendo ya, del ejemplo de políticos como José Mújica, que anteponen el bien común al egoísmo en beneficio exclusivo personal. Que así sea.


lunes, 10 de noviembre de 2014

BUENAS VIBRACIONES

BUENAS VIBRACIONES (por Larry Romántico)

Hay muchos tipos de personas, y es lógico porque somos diversos, por fortuna. A medida que aumenta nuestra probabilidad de relación con los otros, se incrementa de forma directamente proporcional la oportunidad de percibir buenas o malas vibraciones.

Algunos individuos destilan buen rollo. Tal vez no sean conscientes de ello, pero nos hacen la vida más agradable. Su sola presencia, su encanto personal, es una gozada para el espíritu. Además, a mayor sencillez, mejor es el influjo que provocan en nosotros. Necesitamos más gente así, sobre todo en unos momentos en los que toda España está sumida en un enorme cabreo generalizado.

Por eso mismo, da gusto que aún caminen por la vida seres que parecen no estar impregnados por la negatividad que nos invade. Personas que se han colocado una coraza inexpugnable, con un letrero que dice, lisa y llanamente: "Conmigo no vais a poder".

A mí me agrada mucho acercarme a ellas, hablarles sin tapujos, dejar que fluyan mis inquietudes y mis sinsabores, porque sé que saben escucharme, me envuelve su mirada limpia, su tranquilidad, su serenidad, y luego me responden desde el corazón, mostrándome un conjunto de claves, de llaves con las que abrir puertas, que me parecían cerradas, ocultas, oscuras. Al final, consigo ver las cosas con una mirada distinta, relativizando el mundo, pequeño, que me rodea. Se me evade el ansia, y me encuentro más acompañado, tal vez de mí mismo. De alguien a quien olvidé hace tiempo y me estaba esperando.

Quiero dar las gracias a todos ellos. A los que no se dejan vencer. A los que apagan el televisor y leen un buen libro clásico, para recuperar las esencias, para renovarse e iluminarse de nuevo, cada día. Quiero transmitir también mi agradecimiento a los que aún nos escuchan con el alma, a los que no mueren un poco cada día, sino que nos dan vida a cambio de unas cuantas palabras. A los que les gustaría cambiar las cosas, porque aún tienen fuerzas para ello. A los que siguen soñando, porque el dinero no les quita el sueño.

A todos los que se preguntan si merece la pena vivir un día más, yo les digo: "Buscad a esas personas". Están más cerca de lo que creemos. No es difícil reconocerlas. Sobre todo, si miramos a los ojos de los demás y no les volvemos la espalda en cada esquina.  

domingo, 2 de noviembre de 2014

ÁNGELES CUSTODIOS

ÁNGELES CUSTODIOS (por Larry Romántico)

Mi querido amigo, El Chico del Niki Rojo, escribió hace tiempo que estaba muy agradecido a su ángel de la guarda particular. Sus comentarios acerca de su especial influjo protector me sorprendieron mucho, pues, hasta entonces, yo no había reparado en la cantidad de vicisitudes a las que me he enfrentado y de las que he salido airoso de manera extraña. Nunca pensé que uno o varios seres celestiales me estuviesen ayudando en esos lances. Pobre imbécil, tenía la sensación de que las batallas que he librado en mi vida las había ganado yo solito.

Sin embargo, estos días he estado reflexionando sobre ello. La otra tarde me empeñé en contestar por escrito a un indeseable. Algo me decía que no merecía la pena hacerlo, pero continué. Estaba utilizando el correo electrónico y, de repente, me apareció un mensaje en pantalla explicando que la conexión con el servidor se había perdido. Como un rayo utilicé la opción "copiar" para salvar el texto que ya había escrito. En un instante, me encontré fuera del programa.

Como soy persona obstinada, volví a entrar en el correo. El texto no se había guardado de manera automática como borrador. Lo había perdido. Así que inicié uno nuevo y pegué lo que había copiado. Me alivió recuperarlo y seguí escribiendo, con un tono cada vez más duro y exacerbado. Estaba machacando al contrario, a mi enemigo. A los dos minutos, cuando estaba pensando en una nueva frase, volvió a aparecer el mismo mensaje aterrador: "Se ha perdido la conexión con el servidor". Esta vez, ni siquiera tuve opción de copiar lo que tenía escrito.

Me di por vencido. Era inútil volver a copiar el texto inicial y repetir los nuevos párrafos. Ya no habría sido lo mismo. Apagué el ordenador y me fui a la cama, malhumorado por mi mala suerte y muy cabreado con mi servidor de correo.

Esta semana me telefoneó un amigo para comunicarme la muerte del destinatario de mi mensaje la misma noche en la que traté de hacérselo llegar. Quedé perplejo y shockado. Entonces, comprendí lo que había sucedido y me horroricé. Alguien, muy probablemente mi ángel custodio, me estaba dando a entender que era estúpido lo que estaba haciendo. No tenía sentido. Esa persona nunca leería mi mensaje. Yo no podía hacerle daño con mis palabras porque, en ese momento, ya no estaba entre los vivos.

Ese día comí muy poco. No paraba de darle vueltas a ese suceso. Me estaba limpiando los dientes frente al espejo del baño y el agua me pareció algo más fría que de costumbre. Me imaginé a mí mismo de nuevo frente al ordenador, al tiempo que una voz interna me susurraba: "No te molestes, cabrón. Ya estoy leyendo lo que escribes. Me estás poniendo a parir. Y no puedo responderte, pero ya lo haré". 

Llevo dos días durmiendo poco. Y ahora no sé si creo más en mi ángel custodio o en la vida después de la vida. Mi recomendación es sencilla: cuando tengáis la impresión de que  hay algo o alguien que no parece desear que hagáis una cosa o que ésta se pone cada vez más difícil sin motivo aparente, está claro que no procede. Dejadlo pasar. Será que tenía que ser así. Estoy convencido.



miércoles, 22 de octubre de 2014

TARJETA ROJA

TARJETA ROJA (por Lalo Monsalve)

No se puede decir que yo haya tenido mucha suerte en la vida. Y soy consciente de que no soy el único. Supongo que formo parte de un inmenso montón de individuos a los que la fortuna no ha acompañado especialmente. Como muchos otros, me considero un auténtico y genuino sobreviviente, cansado de nadar en aguas turbulentas y frías, sin un flotador de goma al que aferrarme.

Tal ha sido mi trayectoria simplona que, durante más de 30 años, fui un cliente más de Caja Madrid. Me dieron una tarjeta de débito y, más tarde, una de crédito. Las utilicé cuanto pude, pero en estos días me he percatado de que esas dos tarjetas, sucesivamente renovadas una vez superado su plazo de caducidad, tenían una anomalía muy relevante: los cargos por mis gastos me los hacían directamente en mi cuenta bancaria y no iban a ninguna otra denominada "opaca", "negra", "B" o similar. Tuve que asumir siempre los costes de mis dispendios, con cargo a mis propias costillas.

Sin embargo, al parecer, unos afortunados con los que nada tengo que ver tenían otras tarjetas más "guays". Con saldos ilimitados, no asumían consecuencia perniciosa alguna en su economía, sino todo lo contrario. Se daban la vida padre. Con cargo a los demás clientes de la Caja, hoy Bankia. Mientras miles de pringados perdían sus ahorros de toda una vida en forma de  "preferentes", aquellos privilegiados disfrutaban de estupendas bufandas para combatir el frío de sus calculadoras mentes. Cualquier árbitro de tercera regional les sacaría tarjeta roja a todos esos jugadores tramposos.

Es estúpido que yo vuelva a repetir mi conocida cantinela que se basa en la inexorable frase que he acuñado desde hace meses: "Nada es verdad" y que podéis escuchar en Youtube. Pero no se me ocurre otro pensamiento más acertado. Todo aquello que aprendimos de pequeños sobre la moral y las buenas costumbres, la honestidad, la honradez, el civismo o la solidaridad, se ha venido abajo de repente.

Día tras día, es siempre lo mismo. Es asqueroso y deprimente. Sospecho que se trata justo de eso, de machacar a la ciudadanía a base de conductas chulescas y malolientes. Ya no veo televisión y sólo me detengo en los quioscos para leer por encima las primeras páginas de los diarios de tirada nacional, cuyos titulares son siempre los mismos: corrupción a barullo.

Tan aburrido estaba la semana pasada que me puse a ordenar mis libros. Entonces, apareció una antigua Santa Biblia con curiosas ilustraciones. Por azar, abrí la publicación por la página en la que se anuncia la segunda venida de Jesucristo. Es sorprendente, pero el dibujo representa la figura de un hombre que sería calcado a Pablo Iglesias, el líder de Podemos, si éste nos mostrase su larga coleta desplegada al viento.

¿Es esto un presagio?. ¿Viene Pablo a salvarnos cual Cristo en plan segunda revolución, no bolivariana?. Estaré atento. Quién sabe si mi olvidada fé, me está pidiendo una segunda oportunidad.

lunes, 6 de octubre de 2014

ÉBOLA

ÉBOLA (por Lalo Monsalve)

En las últimas semanas, me ha impresionado conocer detalles de las vidas de los dos religiosos españoles, tristemente fallecidos a causa del contagio con el virus del Ébola.

Es muy difícil entender toda una existencia dedicada a la atención sanitaria a los demás, precisamente a aquellos que menos tienen, las gentes del continente africano más castigadas por el olvido y la pobreza. En el mundo superficial en el que nos movemos, normalmente no consumimos un minuto en pensar acerca de lo poco que hacemos por los otros. Por el contrario, hay individuos que se levantan cada mañana con una única idea: hacer la vida imposible a los demás. Nacieron para fastidiarnos.

¡Qué diferencia con la tarea de aquellos dos médicos!. ¡Qué envidia puede llegar a sentirse cuando más de uno compare su paupérrima trayectoria personal y profesional con la de esos héroes impagables, que han muerto por una vocación íntegra, por un ideal que les ha costado muy caro!.

Se ha criticado mucho que se hayan puesto todos los medios disponibles para traerles a España e intentar salvar sus vidas. Los cínicos y estúpidos de siempre les han tildado hasta de privilegiados, comparando su suerte con la de los que están muriendo en los países afectados y no pueden acceder a una atención personalizada a bordo de un avión privado. Craso error. Ellos merecían eso y mucho más. Y es una lástima haber fracasado en el intento.

Al parecer, ahora tenemos una sanitaria española contagiada. Se ponen en cuestión protocolos y actuaciones. Se dice que si no hubieran venido a España, no se habría contagiado a nadie. Una coartada más para los xenófobos. No nos mezclemos, y no nos contaminaremos. Cerremos fronteras. Pero es inútil. Ese virus puede destrozarte en menos de una semana. Los contagios continuarán porque no hay tratamiento definitivo. Es sólo cuestión de tiempo.

No seré yo quien presuma de devoción a los curas. Pero los que entregan su vida a beneficio de las misiones me merecen un enorme respeto, mucho más que a los que hacen ostentación de la púrpura.

Soy consciente de que de algo hay que morir y de que tenemos escrito nuestro nombre en el listado de futuros decesos. Ahora bien, por mi parte, prefiero fallecer de Ébola y no del asco que me producen determinados comportamientos.


domingo, 5 de octubre de 2014

UN UNIVERSO DE LA PALABRA EN EL CIBERESPACIO

UN UNIVERSO DE LA PALABRA EN EL CIBERESPACIO (por Larry Romántico)

Me comenta Lalo Monsalve que, desde Paperblog, se han puesto en contacto con nosotros para proponernos la inclusión de este humilde rincón del ciberespacio dentro del universo que constituye esa auténtica enciclopedia de artículos blogeros. 

Desde aquí queremos agradecer mucho a Natalia su sugerencia, que hemos aceptado gustosos. De hecho, ya hemos colocado un enlace a Paperblog en nuestra página inicial.

A mí me impresiona saber que miles de ciudadan@s también tienen la necesidad de compartir sus inquietudes, pensamientos y preocupaciones con los demás, a través de Internet, un inmenso libro que navega por el ciberespacio como si se tratase de un universo singular. Uno de los muchos universos que lo pueblan.

Resulta muy estimulante conocer que nuestras posibilidades de difusión aumentarán y que, entre todo ese inmenso material escrito, tal vez estas palabras podrán ser leídas por gentes de lo más diverso.

Ello, no obstante, nos obligará a seguir realizando un esfuerzo por mejorar cada día en la transmisión de nuestros mensajes, que sólo tienen por objeto, como ya saben nuestros lectores habituales, llamar a la reflexión sobre tantas y tantas cosas que nos están pasando y que no nos queda otra sino encajarlas como buenamente podamos.

Seguimos en la tarea, sin el más mínimo desánimo. Confío en que nuestro mentor El Chico del Niki Rojo, aún en un extraño paradero desconocido, pueda leer este texto y valorar lo que, entrelíneas, le estamos diciendo.

Un afectuoso saludo.





domingo, 21 de septiembre de 2014

HAWKING

HAWKING (por Larry Romántico)

El reconocido astrofísico británico Stephen Hawking ha visitado Tenerife para participar en el Festival Starmus, congreso que tiene como objetivo la divulgación a la sociedad de los avances de la Astronomía.

Dice Hawking que no cree en Dios y, menos aún, en los milagros. Se equivoca. Es un auténtico milagro que un individuo al que le diagnosticaron una terrible enfermedad degenerativa nerviosa a los 21 años de edad y vaticinaron una esperanza de vida máxima de dos años, haya superado ya con creces los 70. Si bien es cierto que, a estas alturas, apenas puede ya comunicarse con los demás.

También dice este impresionante científico que, a pesar de haber estudiado durante toda su vida el universo, no lo comprende. Es una pena que no hubiera tenido la oportunidad de conversar, allá por los años 70 del siglo pasado, con Marc Bolan, líder de T. Rex, que, en su canción Spaceball Ricochet, aseguraba que él sólo era un hombre que comprendía el universo y todas las cosas que hacían llorar a los niños.

Tal vez la comprensión del universo sólo sea posible bajo el efecto de las drogas y de la psicodelia. Un buen amigo me confesó hace un montón de tiempo que una tarde se fumó tantos cigarrillos de marihuana que llegó a visualizar al propio Jesucristo, rodeado de un conjunto indeterminado de colosales galaxias de infinitos colores.

Yo sufro lo indecible cuando veo a Stephen tardar varios minutos en poder responder a una pregunta con sólo unas cuantas palabras. No me extraña que no crea en Dios. Se necesita mucha fé para convencerse de que la Divina Providencia sea capaz de mantener a un hombre bajo un calvario de tal calibre durante decenios. Dios, si existe, no puede tener tan mala leche. 



lunes, 1 de septiembre de 2014

CATALANOINDEPENDIENTES

CATALANOINDEPENDIENTES (por Lalo Monsalve)

Estoy cansado, aburrido, harto. Como la inmensa mayoría de los españoles. ¿De qué?. De un montón de cosas que siguen ocurriendo en este país. Entre ellas, de la machacona verborrea de Don Arturo Mas.

Este personaje lleva toda su legislatura, un día sí y otro también, con un insoportable monotema: la consulta al pueblo catalán sobre una supuesta independencia de Cataluña del resto de España.

Yo sólo le escucho hablar sobre eso. Jamás de Economía, Educación, Sanidad, Asuntos Sociales, Cultura..., ni siquiera del F.C. Barcelona, algo que sería normal para un nacionalista que presume de serlo, como él mismo.

Con esa lamentable actitud política está consiguiendo que la admiración y simpatía que muchos profesamos hacia las personas, nativas o no, que habitan en las cuatro provincias catalanas, se esté diluyendo poco a poco y convirtiendo en una pesada carga difícil de sobrellevar.

Soy consciente de que hay muchos interesados en que la consulta que propugna el Presidente Mas y la gente de ERC no se celebre jamás. Yo no estoy de acuerdo. Creo que, si existe una mayoría de catalanes que no están conformes (y no me extraña nada) con el hecho de seguir siendo españoles y convivir con el resto de los pobladores de esta piel de toro, tienen derecho a hacerse oír y tratar de buscar los mecanismos legales para conseguir, en algún momento, la independencia que plantean.

Pero, además de eso, sería necesario que pusieran encima de la mesa, de su propia mesa, todo un plan de acción política que asegure a los catalanes que seguirán teniendo una asistencia sanitaria y una educación dignas y de calidad, que se adoptarán medidas inequívocas y muy rigurosas para luchar contra la corrupción, que se respetarán los derechos humanos, económicos y sociales de los habitantes del nuevo Estado Catalán, y que, en definitiva, sus legítimas aspiraciones son algo más que una utopía hecha a base del humo que provoca tanto incendio dialéctico.

Desde luego, si a mí me convencen de que en ese nuevo país se va a vivir mucho mejor que en España, me van a cobrar la mitad de impuestos disfrutando de unos servicios públicos estupendos y baratos, e incluso voy a ser tremendamente más feliz, pues a lo mejor saco del cajón el pasaporte y me largo de España para convertirme en ciudadano catalanoindependiente.

Espero y confío en que, al final, se encuentre una solución para este tema antes de noviembre. Mientras tanto, cada vez que el Sr. Mas aparezca en la pantalla de mi televisor, prometo apagarlo de inmediato. Me niego a seguir soportando su eterna cantinela.


sábado, 30 de agosto de 2014

LOS CIEN TEXTOS

LOS CIEN TEXTOS (por Larry Romántico y Lalo Monsalve)

Un psiquiatra español amigo nuestro dijo hace muchos años que un drogadicto puede morir de sobredosis pero no por tener que hacer frente al síndrome de abstinencia. Nadie se muere por pasar el "mono", insistía.

Con este texto que el lector está leyendo en estos momentos son 100 las entradas de este Blog, que surgió de la inspiración singular de El Chico del Niki Rojo, al que, por cierto, hemos perdido la pista. Como se dice en la calle, está "missing".

¿Seguirá en Ámsterdam?. No le imaginamos haciendo la fila para entrar en la casa donde vivió Anne Frank ni en el mercado de las flores comprando bulbos de tulipán para regalarlos a las amistades. Más bien le vemos metido en cualquier museo, brujuleando por el Barrio Rojo, guiñando un ojo a alguna prostituta de escaparate, encendiendo una vela en el templo budista He Wa, o admirando las colecciones vegetales del Hortus Botanicus.

En fin, si lees esto, querido amigo, que sepas que te echamos de menos y que, estés donde estés, allí también estamos un poco nosotros también. Lo quieras o no, seguiremos tus pasos o, al menos, lo intentaremos. No podemos negar que tenemos "mono" de ti, y sobrellevamos el síndrome lo mejor posible. Como dijo aquel psiquiatra, de eso no se muere uno, pero se pasa fatal, compañero.

Un abrazo fuerte.








lunes, 25 de agosto de 2014

SERES EXTRATERRESTRES

SERES EXTRATERRESTRES (por Larry Romántico)

He visto en Canal Historia que la Mutual UFO Network (MUFON), organización muy respetada en investigación del fenómeno OVNI, fundada en 1969, ha reunido sus decenas de miles de archivos en un lugar abandonado de Ohio, llamado Hangar 1.

Me ha sorprendido mucho un estremecedor relato sobre el avistamiento que tuvo lugar, hace varios años, durante un vuelo de Japan Airlines, al mando del cual estaba un reputado experto comandante, que durante varios minutos pudo seguir los movimientos de varias pequeñas naves hasta que se introdujeron en una impresionante nave nodriza de un tamaño que el piloto cifró como equivalente a diez portaviones.

En mi juventud fui un firme creyente acerca de la posibilidad de otros universos y formas de vida en otros mundos. Actualmente, estoy convencido de la existencia de otras civilizaciones, más avanzadas tecnológicamente que la nuestra, y que han conseguido desafiar y vencer las leyes del espacio y del tiempo, dominando también la fuerza de la gravedad. No soy capaz de comprender cómo han conseguido no autodestruirse, que es el destino que parece que nos aguarda en este planeta.

Hay tantos testimonios de personas que nada tienen que ganar o perder mintiendo acerca de ello, tantas evidencias oscurecidas a propósito, y tanto silencio, que no albergo duda alguna de que distintas razas de seres extraterrestres nos han visitado desde hace miles y miles de años. Estoy persuadido de que intentaron enseñarnos cosas, nos ayudaron a progresar desde nuestro corto entendimiento y, puede que, al final, nos hayan dejado por imposibles. Es muy probable que hayan tirado la toalla. No les interesamos lo más mínimo, porque somos muy malos aprendices de las leyes que rigen el cosmos. Se han percatado de nuestra inferioridad y persistencia en la ignorancia.

Sin embargo, conozco algunas personas impresionantes, extraordinariamente inteligentes y brillantes, sensatas, comprometidas, elegantes, solidarias, amables y sumamente humildes. Son seres que, a pesar de todo, están tirando del carro e intentan hacer mejor y más habitable la Tierra. Es posible que sean criaturas híbridas, descendientes de visitantes de dormitorio procedentes de otros mundos, porque poseen unas cualidades y capacidades que no son de por aquí.

Si eso es así, y mi teoría es cierta, aún habrá un hilo de esperanza para nuestro futuro. Pero si sólo es fruto de mi desbordada imaginación, entonces apañados estamos. Por si acaso, seguiré observando las estrellas durante lo que queda de este mes de agosto y me dejaré atravesar por la invisible radiación gamma o por cualquier otra que proceda de muy lejos, justo donde ellos se encuentren. Que sepan que soy un pasajero a la busca de un billete de turista, sólo ida, con rumbo a cualquier galaxia de infinitos colores. 

domingo, 24 de agosto de 2014

GORDOS Y FLACOS

GORDOS Y FLACOS (por Lalo Monsalve)

Las últimas noticias que tengo de El Chico del Niki Rojo son que le vieron, muy bien acompañado, degustando un delicioso bacalao rebozado en el restaurante De Lunch, de Volendam, cerca de Amsterdam, antes de embarcar en el yate de unos amigos, con destino a la isla de Marken.

Mi amigo no lo es de grandes festines y comidas pantagruélicas y se mantiene desde hace siglos en unos estupendos 70 kilos, son ligeras oscilaciones al alza de un par de ellos. Creo que es un peso ideal para él, que está lejos de parecerse a cualquier jugador de baloncesto.

Ríos de tinta han proliferado por todas partes haciéndose eco de los perjuicios que puede causar para la salud el sobrepeso y la mala alimentación. En ese sentido, miles y miles de publicaciones recomiendan dietas milagrosas, complementos alimenticios y vitamínicos, así como variados planes de ejercicio físico, aeróbico o no, destinados a combatir y destruir calorías sin cese ni tasa.

En mi opinión, lo mejor para adelgazar es trabajar el doble y comer la mitad, como decía un sabio anciano al que conocí hace años. También sugiero dejar de culpabilizar a la báscula de baño de la presencia de nuestros michelines. Es triste que una gruesa barriga impida a uno verse el miembro viril mientras orina, pero hay que asumir la propia responsabilidad que se deriva de esa lamentable situación.

Recomiendo coger una botella de plástico llena con 5 litros de agua y pesarla en nuestra báscula de baño. Si es digital, y la lectura refleja 5 kilos, el aparato no tiene culpa alguna de nuestra desgracia. Si, por el contrario, es analógica y tiene una ruedecita reguladora, en el supuesto de que no marque los 5 kilos sólo habrá que ajustarla y no tocarla en lo sucesivo. Una vez calibrada, ya no hay excusas que valgan.

Coman ustedes lo justo y apropiado, de manera equilibrada y sana, caminen al menos una hora diaria todos los días a la misma hora, haga frío o calor, y mantengan la mente despejada de prejuicios. Verán lo bien que les va y pronto recuperarán su peso ideal, sin necesidad de ser un atleta o deportista de élite.

Y lo más importante: gústense a ustedes mismos y no tanto a los demás. Todos tenemos derecho a nuestra propia imagen. Si eres gordo o flaco y lo llevas bien, pues tú mismo con tu mecanismo.


sábado, 23 de agosto de 2014

AMORES Y BONSAIS

AMORES Y BONSAIS (por Larry Romántico)

Mi amigo Lalo Monsalve me ha insistido bastante para que vuelva a escribir en este Blog. Yo tampoco he pedido permiso a El Chico para hacerlo. Ya somos mayorcitos. También necesito hablar y contar cosas, aunque, a veces, me resulte frustrante que nadie las comente.

Tengo una extraña sensación al redactar este texto. Parecería que estoy traicionando a un amigo, pero sólo lo parece. Me siento bien por haber regresado, pero me invade cierta nostalgia. Ojalá El Chico pusiera unas cuantas reflexiones más aquí, pero sé que no lo hará. En eso coincido con Lalo.

De repente, un día nos sentimos como árboles gigantes, pletóricos, fuertes. Sin embargo, hoy sólo os puedo ofrecer la imagen de un bonsái. Una especie que ha vivido muchos años ya, ha sufrido varias podas y trasplantes de maceta, me han alambrado y me han pinzado.

La vida de un bonsái se parece bastante a la de un amor frustrado, que creció justo lo que le permitieron, fue recortado en hojas y raíces y lloró por sus yemas. Esos amores son como pequeñas plantas maltratadas por manos inexpertas, que conducen sin remedio a la muerte prematura.

Un bonsái, como un amor, no es un juguete. Ambos son responsabilidades que debemos asumir. Necesitan de nuestra atención y cuidados constantes. Hay que regarlos y abonarlos para que puedan florecer y dar fruto. No se pueden dejar sin más sobre una mesa dentro del salón o en la ventana que da al sur en verano, porque corren un grave peligro.

Alguien ya dijo en este Blog que la amistad es como una planta que puede llegar a hacerse enorme. Yo sólo quería decir que, si eso es así, muchos amores se quedan simplemente en bonsáis.

Bienhallado me siento.


lunes, 18 de agosto de 2014

TELEGASTRONÓMICOS

TELEGASTRONÓMICOS (por Lalo Monsalve)

De un tiempo a esta parte, proliferan como hongos en diversas cadenas de TV distintos programas, documentales y concursos sobre elaboración de tapas y comidas varias.

Sin duda, para mí lo más terrible es el maltrato psíquico que reciben algunas de las personas que se presentan a "castings", deseosos de ser seleccionados como participantes en uno de esos inefables concursos y que, finalmente, lo consiguen. Les hacen sufrir lo indecible y llegan a sentirse como verdaderos inútiles.

Pero no podemos olvidar tampoco el pérfido mensaje subliminal que se esconde tras la pantalla del televisor: "Nos lo pasamos la mar de bien preparando unos cuantos deliciosos platos de diseño, mientras los comedores colectivos de transeúntes están a rebosar".

Esta situación destila una enorme hipocresía. Tenemos ocho millones de pobres en España, de los que casi dos millones son niños mal alimentados, y nos dedicamos a bombardearles con "bocatti di cardinali" a barullo. Estimulamos su insalivación con descaro, al tiempo que, frente a "la caja tonta", en el seno de muchas familias de inmigrantes el que puede moja un trozo de pan, más o menos duro, en un huevo frito, con alguna patata en tiras a modo de guarnición, si hay suerte. Está claro que este tipo de plato no puntúa nada en los concursos y sus cocineros no tienen futuro alguno como reputados chefs de cocina.

Lo más curioso es que casi nadie (he leído algún artículo aislado denunciando la situación) se hace eco de este tipo de ocio que clama al cielo. Al contrario, hay tortas para ser el mejor haciendo tortitas con nata, adobadas y adornadas con quién sabe qué nueva chorrada alimenticia. El mensaje sigue calando hondo y en muchos hogares se compite por llegar a ser un gilimasterchef a lo bestia.

En fin, que les aproveche a ustedes, señores y señoras.


miércoles, 13 de agosto de 2014

EL CUENTO DE LOS PRECIOS

EL CUENTO DE LOS PRECIOS (por Lalo Monsalve)

No es mi costumbre ver los noticieros de la televisión oficial; sin embargo, haciendo "zapping" de manera involuntaria me he detenido unos momentos ante la imagen de un presentador, con semblante triste, voz grave y aspecto de estar asistiendo a un funeral, mientras comunicaba una bajada del IPC del 0,3% y un descenso acumulativo en el año del 0,9%.

Esta información, de resultar cierta (cosa que dudo a la vista de lo que me viene costando mes a mes la cesta de la compra), sería motivo de alegría para cualquier ciudadano medio, al que han congelado o reducido su salario en los últimos años. El hecho de que los bienes de consumo, y en especial los de primera necesidad, resulten más baratos, influye positivamente en la capacidad de compra y las operaciones económicas de las empresas, que no son capaces de facturar como antes, pero sí de subsistir al tener mayor volumen relativo de unidades vendidas.

Ahora sólo nos falta que se anuncie una subida generalizada de sueldos. Aunque me temo que esa noticia se hará esperar y, en todo caso, el día que vea la luz, lo será a través de la voz entrecortada de una enlutada presentadora, cuyas lágrimas serán tan evidentes como lo permita la tecnología digital y la fibra óptica.

Mi mascota Rober, me mira con ojos aburridos. Hace tiempo que no cree en milagros y yo tampoco. 





viernes, 1 de agosto de 2014

SI SE QUIERE, SE PUEDE

SI SE QUIERE, SE PUEDE (por Lalo Monsalve)

Lo he tenido siempre muy claro, desde hace mucho tiempo. Si hay voluntad de hacer, normalmente se consiguen objetivos. Lo que sucede es que lo malo que tienen las buenas ideas es que, casi siempre, degeneran en arduo trabajo.

La situación general de la sociedad española es tan lamentable que ha tenido que salir a la palestra un joven profesor universitario, que ni siquiera tiene un puesto fijo de funcionario, para aglutinar a un montón de gente con deseos y voluntades de cambiar las cosas a mejor, se supone.

A la vista de los resultados obtenidos en las recientes elecciones europeas, algunos se han puesto muy nerviosos al comprobar alucinados cómo más de un millón doscientos mil ciudadanos otorgaron su apoyo en las urnas a la incipiente formación política denominada "Podemos". De hecho, durante los últimos meses, su líder Pablo Iglesias ha venido siendo objeto de furibundos ataques desde los sectores más reaccionarios, incluidos varios medios de comunicación.

Lo que el profesor Iglesias llama "Casta" no es ni más ni menos que el colectivo que maneja los hilos, con ninguna disposición a renunciar al montaje, tinglados, corruptelas y privilegios que atesoran desde el inicio de esta mal llamada democracia, que no parece ser tal en los últimos años.

Diversas encuestas pronostican que el fenómeno "Podemos" va a más por momentos. Y no me extraña nada. El personal está que trina y con la moral por los suelos. No hay telediario ni debate o tertulia en los que se dediquen menos de treinta minutos para tratar acerca de sinvergüenzas, chorizos e impresentables varios.

Por fortuna, Pablo Iglesias se ha hecho con un espacio propio en algunos medios. Tiene cosas que decir y ganas de hacer que a las personas, y en particular a los más desfavorecidos, les vaya mejor. No parece más de lo mismo, como les sucede a los del PSOE, cuya presunta renovación está aún en el alero. No hay más que echar un vistazo a la lista de la Ejecutiva y del Comité Federal para darse cuenta de que las huestes de Zparo y Rubalcaba siguen en el candelero y estarán ahí hasta que ese partido se desintegre, en un par de años, no más.

Acusan con mala fé a "Podemos" de tratar de mimetizar en nuestro país la revolución bolivariana de Chávez y tonterías similares que no hacen sino reforzar su perspectiva de éxito sin precedentes en próximas elecciones. Pues miren ustedes, yo también estoy a favor de una revolución o de lo que sea, con tal de que no se parezca lo más mínimo al lodazal apestoso en el que, unos y otros, han convertido la política en España.  

martes, 29 de julio de 2014

NADIE ES VERDAD

NADIE ES VERDAD (por Lalo Monsalve)

Cuando me puse a escribir la letra de mi canción "Nada es verdad", realicé un repaso de algunos aspectos relacionados con la gestión de los asuntos públicos, que estaban perjudicando a los ciudadanos. En realidad, quise poner énfasis en las promesas incumplidas, la corrupción política y el engaño sistemático a los contribuyentes.

Necesitaba un título para esa canción y lo cierto es que me lo pusieron muy fácil. No obstante, acabamos de enterarnos, por boca del propio protagonista, de que Jorge Pujol, exPresidente de la Generalidad de Cataluña, ocultó al fisco un montón de millones de pesetas durante más de treinta años, incluida toda la etapa al frente de su gobierno.

Estoy convencido de que, para la mayoría de los ciudadanos catalanes y residentes en esa Comunidad Autónoma, la figura de Pujol fue un referente de primer orden. No en vano, CiU ha estado gobernando allí muchos años, gracias a los votos de la mayoría de la sociedad catalana.

Me pregunto qué pensarán ahora todas esas gentes que, de buena fé, apoyaron en la urnas, de manera reiterada, a ese individuo impresentable y corrupto. Si la consideración de los políticos estaba ya por los suelos, en estos momentos habría que bajar a las vías del suburbano para buscarla. Y lo peor es que, a medida que se sube en el nivel de importancia o rango del cargo político, uno suele encontrarse con mayor olor a podrido.

Como fácilmente puede deducirse, si tuviese que revisar la letra de mi canción, debería empezar por cambiar el título por este otro: "Ni nada ni nadie son verdad".


http://www.youtube.com/watch?v=V76AcryCFgI

domingo, 27 de julio de 2014

NO SOY HOMBRE DE PALABRA, SINO DE PALABRAS

NO SOY HOMBRE DE PALABRA, SINO DE PALABRAS (por Lalo Monsalve)

Me parece tremendo estar haciendo esto. Pero sé que tengo que hacerlo. Han transcurrido casi ocho meses desde que El Chico del Niki Rojo y sus amigos decidimos cerrar este Blog. Y así lo hicimos. Sin embargo, este rincón del ciberespacio llegó a convertirse en una especie de segunda residencia, virtual claro, de la que cada uno de nosotros tenía una llave. Y, al menos yo, he conservado la mía como un tesoro.

En todo este tiempo de silencio, consultando las estadísticas que ofrece Blogger, compruebo que se han seguido produciendo decenas y decenas de visitas al Blog. Supongo que muchas de ellas son nostálgicas, pero hay también lectores de varios orígenes que son nuevos (Australia, Serbia, República Dominicana, Polonia...) y me ha sorprendido mucho. Como los últimos acontecimientos a nivel nacional e internacional, que ya comentaré en su momento.

El Gran Larry Romántico confesó haber traicionado a El Chico más de una vez. Ahora es mi turno. Sospecho que me he convertido en un nuevo traidor, pero es que no puedo callarme. Tendrían que amordazarme y meterme en una habitación oscura. En una jaula seguiría viendo las cosas que pasan y hablaría, como siempre y por siempre jamás. A mí me da lo mismo si me responden o no. Se lo dije a El Chico en su día, aunque me convenció de que lo mejor era que la decisión se adoptase por mayoría, y perdí. Yo no soy tan exigente como él. Tal vez no sea un hombre de palabra, pero me quedan muchas palabras por decir.

En la película de Kung Fú "The Grandmaster", el protagonista explica que su esposa apenas solía hablar porque conocía la fuerza de las palabras. En efecto, a veces las palabras hacen mucho más daño que un par de puñetazos, pero precisamente porque la palabra tiene ese relevante atributo, para bien o para mal, hay que procurar que se escuche o se lea. El mensaje quedará colgado en el ciberespacio, pendiente de una respuesta o no. Nadie podrá acusarme de no haber hablado, de no haber advertido o criticado, a pesar de que no haya contestación. Al final, soy consciente de que no estaré nunca solo con mis pensamientos.

El Chico del Niki Rojo es sabedor de mi decisión. Confío en que reflexione y vuelva a esta Casa. Será difícil, porque le conozco bien. Intentaré convencer a Larry para que me acompañe en esta nueva etapa del Blog. Me gustaría mucho. Se lo está pensando. ¿Otro traidor?. Que todos los traidores sean como nosotros...

Un abrazo a todos y a todas.